Café Royalty

06/05/2018
ESPAÑOL
Frescos, molduras, terciopelo, caoba… Un auténtico café de principios de siglo en una de las plazas más bonitas de Cádiz.
Abierto en 1912, al Café Royalty acudían políticos, artistas e intelectuales. Manuel de Falla tocó el piano entre estas paredes. Tras la Guerra Civil, se transformó en almacén y posteriormente en bazar. Su recuerdo se perdió en la memoria de la ciudad.
En 2008, una familia de apasionados del arte y las antigüedades decide devolver al Royalty el esplendor del pasado. Tras un enorme trabajo de investigación, un equipo de artistas y restauradores recupera la decoración original de 1912. Los frescos se liberan del falso techo que los ocultaba; se limpian y redoran las molduras. Se buscan muebles y lámparas de época que recuerden a los que pudieron acoger a los clientes a principios de siglo.
Sorprende encontrar un lugar así en Cádiz. Por el precio de un café, uno realiza un viaje en el tiempo. A un tiempo en el que, quizás, todo era más bello. ¿O no?
FRANÇAIS
Fresques, dorures, velours… Immersion totale dans le raffinement d’un vrai café d’entre deux siècles à Cadix. Fermé pendant des années et récemment restauré par une famille d’artistes, le Royalty retrouve l’éclat d’antan, quand il était le rendez-vous privilégié de la riche bourgeoisie gaditane. Rien que pour le cadre (donnant sur la très jolie place de la Candelaria), ce café mythique mérite un détour, le temps d’un petit-déjeuner, d’un dîner ou simplement d’un café gourmand. Un endroit unique à Cadix, et peut-être en Andalousie.
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *